7 años de búsqueda

No, tranquilas, no es que lleve ya 7 años de búsqueda… Vengo a contar una anécdota que me ha contado mi vecina.

Resulta que desde que me mudé al nuevo barrio, trabajo de profesora de clases particulares. Mi vecina se enteró, y empecé a darle clases también a su hija de 8 años en mi casa. Últimamente van peor de dinero, y mi vecina me dijo que tenía que reducir las horas de clase a la semana. Hablando hablando, me enteré de que era peluquera, y se me ocurrió proponerle un trueque. ¿No es genial? Yo le doy clases a su hija a cambio de tener una peluquera a domicilio que me hace el tinte, me peina, me hace las cejas…

El caso es que hoy mientras me hacía el tinte me ha preguntado si queríamos tener hijos. Le he contestado que sí, que estábamos buscando, pero aún no habíamos tenido “suerte”. Y ella me ha contado su historia. Con 22 años, se puso a buscar, pero el bebé no llegaba… Tres años después consiguió quedarse embarazada. ¡Tres años! Y al cuarto mes de embarazo, lo perdió. Podéis imaginar cómo se sentía, ¿no?

Pues bien, un año después, volvió a quedarse embarazada. Lo volvió a perder al tercer mes. Debe de ser algo muy frustrante y triste. Decidió que ya había sufrido bastante y que la maternidad no era para ella. Y bueno, por el título ya sabéis lo que viene después: tres años después nació su hija. Una niña muy simpática a la que yo ahora doy clases.

¿Qué os ha parecido? Por un lado es una historia con final feliz, pero por otro ¡es muy desesperante que el cuerpo humano nos haga estas cosas!

Anuncios

Baby shower

El sábado pasado me fui de baby shower, o lo que es lo mismo una fiesta de embarazada de toda la vida, pero parece que ahora se ha puesto de moda hacerlo todo a la americana. La cuestión es que fue una excusa para juntarnos los amigos, pasar un buen rato y charlar sobre el bebé.

Todo esto sin grandes pretensiones, nada de cupcakes personalizados o decoración idílica en un verde jardín. Qué va. Pero lo pasamos súperbien, le dimos los regalitos y cenamos todos juntos. Yo estuve muy a gusto y sólo tuve envidia sana.

Captura de pantalla 2014-09-26 a las 21.34.21

Aquí nuestra humilde decoración

Era una amiga muy cercana (si no no hubiera ido, claro) y fue un embarazo no buscado, pero aun así ahora estaba muy ilusionada. Va a ser el primer bebé de mi grupo de amigos y yo tengo muchísimas ganas de que nazca.

Hicimos juegos con relacionados con el tema bebé, y también un photocall con globos debajo del vestido como si todas estuviéramos embarazadas (y la verdad es que me sentaba muy bien la pancha :D).

¿Y vosotras? ¿Habéis ido a alguna baby shower? Yo creo que cuando es de una persona que te importa, por mucho que desees ser tú la que estuviera en esa situación, no impide alegrarse por esa persona y disfrutar del momento.

Frecuencia de las relaciones sexuales durante la búsqueda del embarazo

Una de las ventajas del anonimato del blog, es poder hablar abiertamente de temas tabú que en persona no he hablado con nadie. La frecuencia de las relaciones sexuales. ¿Cada cuánto es lo normal? ¿Por qué hay veces que no nos ponemos de acuerdo? ¿Cómo afecta a la búsqueda del embarazo?

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí publico el calendario de relaciones durante el mes de agosto:

Frecuencia de las relaciones sexuales

Frecuencia de las relaciones sexuales

Nota: el día 1 y el 29 lo hicimos dos veces. (Esto no pasaba desde hace años…). Y el 27 no lo hicimos porque a pesar de estar en plena sexy week tuvimos una bronca del copón.

Ya os adelanto que lo de este mes tampoco normal. En verano, con la buena temperatura, los trapitos ligeros, y sobre todo, que no hay que ir a trabajar, pues como que nos ponemos más tontos…

Y que pasamos por rachas. Ha habido épocas de una vez o dos al mes (aunque esto tampoco es lo normal). En general, la media yo creo en que estaba en 1 ó 2 a la semana, generalmente en finde…

Y digo estaba porque desde que empezamos la búsqueda la cosa se ha animado muchísimo, y también que en general nuestra relación atraviesa una buena racha. Son muchos años ya, y como en todo hay altibajos.

Y luego ya están las necesidades de cada uno. Si por mi fuera lo haría día sí, día también, se podría decir que soy una persona muy activa sexualmente. Y por el contrario mi marido se conforma con mucho menos. Eso no quiere decir que no le guste, simplemente que es diferente. También es verdad que él trabaja y yo no, y la mayoría de días llega muy cansado de trabajar y no tiene el pito pa’farolillos.

Aunque bueno, si fuera al revés creo que yo siempre cumpliría, porque para mí es como una rutina más: aunque estés cansada te duchas o cenas todos los días, ¿verdad? Pues eso.  Con esto quiero desmitificar eso de que los hombres siempre tienen ganas de sexo y las mujeres ponen excusas. No siempre es así.

Y vosotras, ¿cada cuánto lo hacéis? ¿Cómo os ha afectado la búsqueda? Os animo a aprovechar el anonimato de los blogs y a charlar desinhibidamente sobre el tema, que a todas nos pica la curiosidad, jajaja.

PD. A partir de ahora creo que publicaré todos los meses el calendario del sexo, así padreyo tendrá que ponerse las pilas si quiere quedar bien, jiji.